Buscar este blog

lunes, 11 de diciembre de 2017

LA CAZA


LA CAZA: Está definida en textos muy antiguos como un “ARTE MILENARIO QUE SOLO DEBERIA SER PRACTICADO POR CABALLEROS”. Estoy absolutamente seguro de que si todos los que practicamos esta ancestral pasión, hubiéramos sido respetuosos con la naturaleza y sus moradores hasta el punto de plantearnos razonablemente y, sin fanatismos lo que significa segar la vida de un animal, sería muy probable que muchos de nuestros cotos no se encontrarían en el lamentable estado que están. El banal interés por lo económico, la avaricia por matar más que el que caza a tu lado, el creer que esto no se acabaría nunca, nos ha llevado a cazar gallinas criadas a propósito según para que ocasión, y entre tanto nuestra perdiz roja, esa que sí es de verdad, esa que templa con rigor las muestras de nuestros perros, sigue hundida en un descalabrado declive en vías de desaparición, ¡¡¡pero no pasa nada!!!! porque como dicen algunos: "-¡Cuando se acabe se acabo!",  y: "- Para que yo lo deje y otro listo se lo lleve, ya me lo llevo yo". Esta forma de pensar no es nueva, ni solo de nuestro tiempo, entre los que se han llamado así mismo cazadores, siempre hubo individuos con la creencia generalizada de que la masacre de animales hace por si sola al cazador, si este es el título que algunos necesitan para acreditarse como cazadores es porque desconocen el verdadero sentido de la caza y la belleza de la naturaleza y sus encantos.

"Todo es ostentación, de principio a fin. Hay que llenar la percha tan rápido como sea posible, por cualquier medio, sin preocuparse por la deportividad, éste es el lema del momento".


Bello ejemplo de amor a la propaganda que ha reemplazado al amor por el deporte, he aquí el común denominador de los hijos actuales del gatillo".

(Remarks on the Decrease of Grouse 1858, pág 13)

miércoles, 6 de diciembre de 2017

DITA DE LOS MACHADEROS



Cazar con perros de muestra, es un arte que está reñido con despreciables motivos de avaricia y ambición, haciéndonos disfrutar del espectáculo que supone un elegante estilo en la búsqueda, o la plasticidad y la belleza de la muestra.
Desde el complicado trabajo que supone educar un perro para la caza, el adiestrador prudente y paciente, conservara su anhelo firme y su sangre fría, hasta conseguir que su pupilo entienda lo que se le exige, solo así, se lograra el entendimiento entre el binomio hombre-perro.              
Dita es una hembra joven, que hoy se ha enfrentado a su primer examen, superándolo notablemente y aun que siempre quedan pequeños detalles que pulir, ya deja muestras de su gran nivel de inteligencia.


jueves, 30 de noviembre de 2017

QUE ES CAZAR

DEFINICIONES Y CONSIDERACIONES

Nuestra tan popular palabra cazar, debe proceder del verbo latino capto-captare-captavi; es decir, la acción de apoderarse o aprehender, de captus, lo que es tomado o aprisionado: cautivado, “cazado”, pues la caza no incluye forzosamente la muerte de la víctima.
Los vocablos “venatorio” y “cinegético” son muy usados para designar todo lo relacionado con la caza y la caza misma.
Contra lo que muchos creen, el adjetivo español “venatorio”, o perteneciente al ejercicio de la caza, no viene del nombre “venado”, que en nuestro idioma tiene actualmente la acepción de ciervo. En latín “venatio” es la caza y “venator” el cazador. Tambien se aplicaba transitoriamente a la acción de acechar o espiar a alguien.
Plauto escribe: Oculis venaturam facere, “cazando o acechando con la mirada”. Por ser la caza predilecta de los grandes señores romanos la de los ciervos, quedó el vocablo ligado a estos herbívoros, algo así como animales de caza por excelencia.
En cambio “cinegética”, termino aplicado hoy a toda clase de caza mayor y menor, solo se refería a la que se realizaba con una importante intervención de perros, en latín “can”, del griego “kinos”, “kinegetiké”. De ese modo la caza de cetrería, con aves de presa, a la espera o al rececho sin perros, no es, etimológicamente, “cinegética”, pero si puede admitirse que se la denomine de esa forma por extensión y evolución semántica.
En la caza que ahora llamamos “mayor”, se distinguían en España dos grandes grupos de venados, es decir, de piezas venatorias; los venados “negros”, que eran el oso y el jabalí y los venados “rojos”, que eran el ciervo, el gamo, el corzo, el rebeco y la cabra.
Al ciervo se le distinguía con el apelativo de “venado real”, y a veces se le denominaba “gamo” o “paleto”, y también gamo al corzo.
El lobo era justamente considerado una fiera, alimaña peligrosa y fuera de la ley. Todo lo demás era caza menuda y la nombrada “Ballestería” era una organización que participaba de ambas. Actualmente todavía los franceses recuerdan esto y hablan de “gibier rouge et gibier noir”.
También antaño solía hacerse una distinción muy explicable: “Venador” era quien cazaba reses o venados y “Cazador” quien se dedicaba a la caza menuda y a la cetrería.

TRATADO DE MONTERÍA Y CAZA MENUDA

miércoles, 22 de noviembre de 2017

TEMPORADA DE CAZA 2017/18

Por falta de tiempo, ya que he estado bastante liado por temas laborales que ocupaban toda mi atención, no me ha sido posible atender este espacio de comunicación para seguir haciéndoos participes de mis días de caza y opiniones como hubiera deseado, a partir de esta nueva temporada de caza retomo el contacto con todos vosotros. Como he podido comprobar a través del contador de visitas, habéis seguido entrando en este Blog a pesar de la escasez de comentarios, lo cual os agradezco.
Os dejo a continuación unas cuantas fotos de mis días de caza en esta presente temporada 2017-18 con mis perdigueras de la AEPPB.

Saludos para todos.

                         Descaste, Junio 2017.

    Atenea del Endrinal, 15 Octubre 2017.


     Atenea del Endrinal, 22 Octubre 2017.


      Atenea del Endrinal, 29 Octubre 2017.


             Asia de Rodrimar, 5 Noviembre 2017

                           
 Atenea del Endrinal, 11 Noviembre 2017.
                     Atenea y Asia

domingo, 10 de enero de 2016

Un bonito día de perdices el del pasado 9 de Enero en Ciudad Real con la Asociación Española del Perro Perdiguero de Burgos, cazar con un perdiguero es una experiencia que le recomiendo a todo aquel que no la conozca, su inteligencia, su apasionamiento tranquilo pero muy efectivo cazando y su absoluta subordinación para con su dueño, hacen que esta raza sea ideal para cazar a muestra.





sábado, 26 de diciembre de 2015

Hoy estaba invitado a cazar perdices en Anchuras de Los Montes, un coto de la zona sur-oriental de los Montes de Toledo perteneciente a la provincia de Ciudad Real, la finca en cuestión está destinada a caza mayor principalmente y la mayoría de su terreno es bastante abrupto y poblado de jaras.
En este terreno se crían unas perdices muy bravas, las cuales hoy cazamos en mano aprovechando que ya se han terminado las batidas sobre la caza mayor esta temporada, ni que decir tiene la dificultad de los lances y los cobros en este enmontado terreno, se levantan lejos, no resulta fácil tumbarlas y cuando cae alguna el cobro se convierte en una asignatura que pone a prueba a un alto nivel la nariz de los perros.
Cazar estas perdices en este terreno supone un esfuerzo físico muy exigente, un esfuerzo no comparable a otros tipos de caza que se puedan practicar sobre perdiz, las perdices de estos montes son las últimas portadoras de una genética cuyas cualidades de pureza de raza y bravura ya casi no quedan, estos son los reductos donde se esconden las ultimas supervivientes de nuestras antiguas patirrojas Ibéricas, esas que forjaron y templaron las muestras de nuestros perros, esas que desgraciadamente están a punto de desaparecer por la incompetencia del hombre.
Después del esfuerzo, reponemos fuerzas con una excelente paella junto a un frondoso alcornoque ¡Que rica estaba!!!!!!!!